viernes, 27 de junio de 2014

Tabernas desaparecidas

Esta entrada es sobre algunas tabernas que han desaparecido en las últimas décadas y de las que todavía podemos encontrar algunos elementos en las calles.

No dejéis que suceda, es nuestro patrimonio, ¡visitad las tabernas!


El Púlpito

Estaba en la calle Escalerilla de Piedra, conocida como Arco de Cuchilleros de la Plaza Mayor.

Junto a ella existe un balconcillo, a modo de púlpito, que dio nombre al local. Desde él, en 1808, Antonio, un fraile del convento de San Gil arengó a los madrileños frente a las tropas francesas.

Cuenta la tradición que en esta taberna se inició el incendio que destruyó en parte la Plaza Mayor en 1790. El restaurant ya era famoso en tiempos de Alfonso XIII que lo visitó en varias ocasiones.

Se dice que allí se reunía Luis Candelas con su cuadrilla.

Tuvo una bonita barra de mostrador labrada que fue trasladada al restaurante Los Galayos a su cierre.

Sólo los faroles nos recuerdan que allí hubo un mesón. Actualmente ocupa el local una tienda de souvernirs.






Bodega El Albero

Estaba en la calle General Lacy, 36.

Tiene una bonita fachada de azulejos de comienzos de siglo que algunos atribuyen a Enrique Guijo.

Desde 2005 se llamó La Peñuca.






El 21 de Santa Bárbara

En la Calle Santa Brígida, 21. Se recuerdan sus pinchos de escabeche con tomate.

Actualmente es una vivienda, aunque mantiene el cartel y sus puertas, antiguamente pintadas de rojo, ahora de blanco.






Taberna Pepita

Todavía mantiene su rótulo en un edificio del siglo XVII en la calle Corredera Baja de San Pablo, 20. Cerró sus puertas el 26 de julio de 2008 tras 30 años de actividad. Todavía se recuerdan sus alitas de pollo, sus patatas bravas y sus minis de calimocho y a su cocinera sirviendo los platos con guantes de fregar.




El Bocho

En la calle San Roque, 18.

Fundada en 1945 y cerrada en 2013.

Era una tasca de ambiente vasco regentada por asturianos. Ofrecían un caldo ardiendo para acompañar el vino. Utilizaban una cocina de carbón para cocinar.




El Puerto del Escudo

Estaba en la Calle Don Ramón de la Cruz, 46

Cerró en 2009. Volvió a reabrir en 2015 y definitivamente lo han vuelto a cerrar convirtiéndose en una manicura china.



Bodegas Otero

Estaba en la Calle Don Ramón de la Cruz, 77

Fundada en 1923 y cerrada en 2015.

Lo conocí a punto de cerrar. Tenía grandes tinajas de cerámica y un mural en el techo que no pude fotografiar porque el dueño me negó el permiso.

viernes, 13 de junio de 2014

Lateral

Lateral es un restaurante situado en la calle Fuencarral, 43, al lado del Mercado de Fuencarral. Forma parte de un grupo con otros establecimientos en Castellana, 42 y 89; Velázquez, 57; Arturo Soria, 126-128 y la Plaza Santa Ana, 12. También en Barcelona en Consell de Cent, 329.

 
Un poco de historia

El grupo Lateral abrió su primer restaurante en Castellana en 1997. El de Fuencarral fue inaugurado en 2003.

 
Comidas y bebidas

Para beber: 2 cervezas y una clara
Raciones pagadas: Tartar de aguacate, Ensalada Lateral (ensalada con jabugo, tomate y mozarella), tataki de atún
Total: 26,35 euros


 
 
 
Otras raciones: Magret de pato, risotto de setas y jamón, solomillo con foie, tempura de verduras con salsa de yogurt...
 
Opinión

Aunque no es una taberna al uso, incluyo este sitio por la excelente calidad y presentación de sus raciones y pinchos, a unos precios más que adecuados. La ensalada destacaba por la calidad de sus ingredientes: el jamón de jabugo, el tomate de magnífico sabor, la mozarella auténtica... y lo acertado de su preparación. El tataki era exquisito...

Establecimiento: Grande, con barra, un salón interior con 30 mesas y una agradable terraza en una calle peatonal.


 
Horarios: De domingo a miércoles: de 12.00 a 24.00 horas. De jueves a sábado: de 12.00 a  02.00 horas.

Teléfono: 91 531 68 77 (no admiten reservas)

Página web: www.lateral.com

jueves, 5 de junio de 2014

La Casa de las Torrijas - As de los vinos

La Casa de las Torrijas está en la calle Paz, 4, muy cerca de la Plaza de Pontejos, en la zona de Sol.



Un poco de historia

Luis Montón, oriundo de Tomelloso, tenía unas bodegas donde producía vinos con las marcas: el Viejo, los Viejos y el Anciano Rey. Abrió la sucursal de la calle Paz, que hoy conocemos como La Casa de las Torrijas, en 1907 y El Anciano Rey de los Vinos en 1909 en Ópera.

El Anciano Rey de los Vinos en 1997
Tabernas de Madrid - Luis Agromayor

Durante la República se elimina la palabra Rey sustituyéndola por As y la palabra Viejo/s es sustituida por Vino/s como todavía podemos ver en los carteles y espejos. Luis Montón tuvo otros despachos de vinos en Almirante, 22, Leganitos, 43 y Fuencarral, 119.





El actual propietario es Rufino Sánchez Hernández que atiende el establecimiento desde 1970.

Comidas y bebidas

Para beber: 2 vinos dulces
Ración pagada: una torrija de vino
Total: 3,9 euros



Otras raciones: Callos, albóndigas, calamares o chipirones en su tinta, bocadillos.

Opinión

En este lugar podéis encontrar estupendas torrijas de vino durante todo el año y acompañarlas de un vinito dulce.



Establecimiento: Mediano, pese a que su exterior no es muy espectacular, la puerta tiene un bonito escudo grabado al ácido. El salón tiene mesitas adornadas con carteles publicitarios del establecimiento. En las paredes preciosos zócalos de azulejos, espejos al modo de las tabernas tradicionales y el encantador cartel habitual de "Por razones de higiene prohibido escupir el el suelo", no quiero imaginarme donde sí se podía escupir...





Horarios: De lunes a sábado: de 10:00 a 16:00 horas y de 18:00 a 22:00 horas. Cierra los domingos.

Teléfono: 91 532 14 73