viernes, 18 de octubre de 2013

La Casa del Abuelo

La Casa del Abuelo está en la Calle Victoria, 12. Cerca de Sol. Tiene otras dos sucursales, en Nuñez de Arce, 5 y en Goya, 57.



Un poco de historia

La Casa del Abuelo fue fundada en 1906 por el toledano Tomás del Hierro. Se hizo famosa por sus rosquillas y su vino dulce. En los años 20 el dueño comenzó a ofrecer bocadillos de chorizo, anchoas y sobrasada, vendía hasta 1.500 en un sólo día. Abrían de 9 a 3 de la mañana y trabajaban allí hasta 13 camareros.


Tras la Guerra Civil era difícil obtener harina y por consiguiente pan. El dueño, Patricio Ruiz, fue al mercado de Puerta de Toledo y encontró una caja de gambas que nadie se había podido permitir, las compró y comenzó a ofrecerlas a sus clientes a precio popular: 1,60 pesetas un plato de gambas y vino dulce, fue tal el éxito que decidió incorporarlas al menú. Era costumbre de la época tirar las cáscaras de gamba al suelo y esta taberna era considerada la más exitosa por ser la que más cáscaras tenía. Cuenta Carlos Osorio que hasta venían de otros locales a robarles las cáscaras. Más tarde comenzaron a hacerlas al ajillo.



Se llamó La Alicantina, por el lugar de origen de su vino dulce. El vino que servían se conocía como "El abuelo", la gente quedaba para ir a "la casa del abuelo". En 1990 decidieron cambiar el nombre  a aquel como se la conocía popularmente.



En 1974 abrieron el local de Nuñez de Arce, 5 y en 1996 el de Goya, 57. Sus gerentes actuales son Natalia y Daniel Waldburger Ruiz, cuarta generación de la misma familia desde su fundación. Son también propietarios de La viña del abuelo, D.O. Toro.


Comidas y bebidas

Para beber: Dos cañas de Mahou y un vino dulce.
Tapas gratis: nada
Ración probada: gambas al ajillo
Total: 16,20 euros



Otras raciones: Gambas, langostinos y carabineros preparados de todas las formas posibles: gambas a la plancha, al ajillo, a la gabardina, brocheta de langostinos, croquetas de gambas.


Opinión

El sitio tiene mucho encanto y aunque está a tope, los camareros te colocan. Eché en falta la tapa gratis habitual en este tipo de establecimientos. Las gambas al ajillo estaban ricas y frescas y es curioso ver cómo las preparan en el mismo local.



Establecimiento: Pequeño, con mesas altas, sin lugar para sentarse. En las paredes algunas fotos antiguas, famosos y la típica máquina de seltz.

Horarios: De lunes a jueves de 12:00 a 00:00 horas. De viernes a domingo de 12:00 a 01:00 horas

Teléfono: 91 000 01 33

Página web: www.lacasadelabuelo.es

domingo, 6 de octubre de 2013

Casa Ciriaco

Casa Ciriaco está en la Calle Mayor, 84 de Madrid. Muy cerca del Instituto Italiano y el Palacio Real.



Un poco de historia

Casa Ciriaco fue fundada en 1897 por Antonio Fernández como almacén de vinos con el nombre de Casa Laviñas. Desde una pensión situada en la tercera planta del edificio lanzó el anarquista Mateo Morral la bomba, envuelta en un ramo de flores, contra la carroza nupcial del Rey Alfonso XIII y Victoria Eugenia que se dirigía al Palacio Real. La bomba rebotó contra los cables del tranvía y cayó en la calle matando a 24 personas. Una foto de momentos posteriores al atentado, recuerda el acontecimiento en las paredes del local.



En 1923 pasa a manos de dos hermanos Ciriaco y Pablo Muñoz, empleados del establecimiento. En 1929 Ciriaco abre el restaurante y cambia el nombre al local.



Fue lugar de tertulia del periodista y gastrónomo Julio Camba, del pintor Ignacio Zuloaga y de los toreros Domingo Ortega, Gitanillo de Triana y Juan Belmonte... Y de Mingote (que dibujó el famoso escudo que adorna la vajilla y preside el local).



Desde 1967 regentaron el local Angel Chicharro, fallecido en 2008 y su hermano Godofredo, Godo, fallecido en marzo de 2016.


Comidas y bebidas

Para beber: Dos cañas de Mahou y un mosto
Tapas gratis: aceitunas aliñadas y mejillones.
Total: 3,6 euros




Otras tapas: Ensalada campera, tortilla de patata, gambas, torrijas...

Es conocido por su pepitoria de gallina, la trucha y la perdiz escabechadas, albóndigas de ternera, empanadillas de atún (que se suelen acabar pronto), callos y los martes preparan cocido completo y en temporada perdiz con judiones.

Opinión

Un lugar entrañable, pese a estar en zona muy turística entran clientes habituales que son saludados con cariño. Sus camareros son atentos, las tapas generosas y los precios sorprendentes. Hacía tiempo que no me cobraban por una caña con tapa en Madrid 1,20 euros.



Establecimiento: Mediano, con mesas y sillas en la zona de barra y un comedor. Adornan sus paredes fotos de sus visitantes más ilustres, un retrato de Zuloaga, el logo de Mingote. A destacar la preciosa nevera.




Horarios: De 13:00 a 16:00 horas y de 20:00 a 00:00 horas.

Teléfono: 91 548 06 20